Compuestos del azafrán podrían utilizarse en cultivos como el arroz mediante biotecnología

Compuestos del azafrán podrían utilizarse en cultivos como el arroz mediante biotecnología

Una investigación de la UCLM así lo recoge. Una de las aplicaciones podría ser los cultivos de arroz.

 Callos de arroz productores de crocetina y estructura tridimensional de CsCCD2.

Callos de arroz productores de crocetina y estructura tridimensional de CsCCD2.

El grupo de investigación “Biología Molecular y Fisiología Vegetal” del Instituto Botánico de la Universidad de Castilla-La Mancha (UCLM), junto con el grupo “Biotecnología Vegetal Aplicada” de la Universidad de Lleida (UdL), han publicado recientemente en la revista New Phytologist sus avances en la caracterización de la enzima responsable de la síntesis de la crocetina y su introducción en arroz para la producción de los compuestos apocarotenoides del azafrán en este cultivo.

Según explican los investigadores, los estigmas de azafrán deben su color rojo a la crocetina y a las crocinas, moléculas naturales que se derivan del carotenoide zeaxantina. La enzima responsable de catalizar la producción de la crocetina, de nombre CsCCD2, fue identificada por este grupo junto a otros dos grupos internacionales en 2014.

El tener dicha enzima, tal y como indican, abre nuevas posibilidades a la producción de estos compuestos del azafrán en otros cultivos, tales como el arroz, “para obtener a mayor escala estos pigmentos y a costes menores”, señala el grupo como uno de los objetivos a lograr.

Por ello, ven en la biotecnología, la única vía posible para producir en grandes cantidades la crocina a un coste inferior y con fines medicinales, pues indican que “la crocina es un colorante y antioxidante potente, usado no sólo como colorante natural sino también como medicina por sus propiedades farmacológicas, muchas conocidas desde la civilización minoica”.

La investigación realizada por este grupo ha sido financiada por proyectos nacionales.

Gabinete de Comunicación UCLM. Albacete, 29 de septiembre de 2015

Leave a Reply

Your email address will not be published.